Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN

sábado, 15 de diciembre de 2012

Ejercicio de protección para médiums en Audio

Sencillo ejerccio de protección para Médiums en este enlace:



domingo, 9 de diciembre de 2012

Moral, ley, karma.

Como seres humanos estamos dotados de cuerpo, mente y espíritu; cada uno con sus requerimientos, sus necesidades, sus condicionantes y sus interrelaciones con el resto de seres, ya sean humanos o no.

Donde más surge el conflicto, o donde más se hace evidente, en nuestro día a día, es con respecto al resto de seres humanos; por estar el resto de seres en una posición de sumisión o debilidad con respecto a nosotros.

Como sociedades nos dotamos de normas morales y de leyes para garantizar la convivencia, aunque en realidad amparen mecanismos ocultos de poder de las clases dominantes; pero eso es otro tema. Las leyes surgen de nuestras necesidades corporales e intelectuales, de su influjo para garantizarnos la supervivencia y una convivencia lo más pacífica y justa posible. De nuestras necesidades espirituales y emocionales surge la moral como una guía para escapar del sufrimiento y de la desazón del desconocimiento del sentido de la vida.

Y del espíritu surgen las necesidades del karma y sus condicionamientos. Como una fuerza que nos empuja en una búsqueda de algo que no llegamos a comprender porque está fuera de nuestro comprendimiento.

Moral, ley y karma son instrumentos, no fines en si mismo, de nuestra expresión humana y de nuestro desenvolvimiento en la vida pero no son sinónimos de justicia, compasión o amor; valores que sólo podremos encontrar más allá de nuestro yo, de nuestra transcendencia y como fruto de la fusión de nuestra triple existencia, corporal, mental y espiritual.

La justicia no tiene nada que ver con las leyes, la compasión no entiende de moralidad y el amor desconoce al karma.