Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN

jueves, 29 de septiembre de 2011

Videntes

Hace unos días alguien me dijo: "Vas a poder escribir el libro que siempre quisiste escribir". Hummm, la verdad es que nunca había querido escribir un libro, por lo menos conscientemente, aunque ahora lo esté haciendo.

Ayer otra persona me dijo después de escribir ese libro podrás hacer tu viaje soñado. Hummm, ¿Cual de ellos me pregunté?...

Uff, pense: "Estas videntes, mejor me limito a vivir."

El motivo de esta entrada no es criticar a las/os videntes, que se que los hay y muy buenos. Si no llamar la atención sobre una duda que siempre he tenido sobre la videncia y hace unos días comentaba con Cris.

Evidentemente la vidente conecta con nuestra energía para poder recibir información energética que su mente traduce a palabras sobre nuestra vida, por lo que es importante que pueda vaciar su mente para  no interferir en esa traducción y para recibir energía de nuestros guías o del cielo y no solo la nuestra. Es decir debe de estar lo más limpia posible para poder ser un buen canal con nosotros y con el cielo. Y esto ¿Por qué?

En primer lugar está claro sino es capaza de transceder sus propias concepciones sobre la vida y esquemas mentales calificará como positivo o negativo cosas que para el consultante no tiene porque serlas.

En segundo lugar, y lo que es más importante, sino está suficientemente limpia no podra conectar adecuadamente con la energía del cielo. Por lo tanto lo que reciba en su mayoría será procedente de nuestra energía, es decir, acertará de pleno con el pasado y con nuestra situación actual, pues está conectada a nosotros; pero aquí está el peligro, sino recibe bien de nuestros guías, nos hablará de un futuro que solo está en nuestra mente. Nos mostrará nuestros deseos y anhelos más profundos pero que no tienen porque producirse, causandonos una gran confusión y pudiendo llevarnos a cometer errores irreparables.

Eso sin hablar de las que actuen de mala fe, de tanto charlatan, que además tiene su guía oscuro que lo único que hacen es regalarnos los oidos para sacarnos el dinero por muy buenas videntes que sean.

Es necesario que seamos honrado en el desmpeño de nuestras facultades, que hagamos autocrítica y seamos capaces de reconocer nuestras limitaciones en aquellos temas que nos afecten personalmenete.

Y no olvidar como decía Jodorowsky que el futuro solo es un sistema de probabilidades y lo realmente importante es desgranar los bloqueos emocionales y actitudes patloógicas que entorpecen nuestro camino vital; abordar esos temas ayudando al consultante a encontrar sus propias respuestas. Seguro que lo ayudamos más que diciendole si le va salir novio dentro de un año, con dinero y descapotable.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Guías oscuros


Todos tenemos un guía que vela por nuestros intereses, que nos ayuda en nuestro camino de evolución espiritual… Así comienza mi entrada sobre los guías espirituales y otros seres de luz que nos ayudan; pero y si resulta que nuestro guía vela solo por nuestro intereses más egoístas, exacerba nuestras más bajas pasiones, magnifica nuestros deseos y nos lleva por un camino de involución.

Ese es mi último descubrimiento, o más bien he de decir que ahora he caído en la cuenta de la existencia de esos guías oscuros, pues siempre los había visto acompañando a algunas personas pero para mí era un espíritu oscuro que llevaba la persona pegada. No me había dado cuenta hasta ahora que, al igual que hay oscuros obsesores, asesinos, vampiros de energía, etc., hay otros que se especializan en hacerse pasar por nuestros guías. Tienen la capacidad de confundirnos haciéndonos creer que es un ser de luz para ayudarnos, cuando en realidad solo intenta potenciar nuestra oscuridad para alimentarse de ella y de la de las personas a las que perjudicamos o engañamos.

Nos aconsejan sobre cuál es la mejor forma de llevar nuestra vida, según su punto de vista; normalmente no somos conscientes de que son guías oscuros y confiamos en ellos, saben darnos sermones, incluso reñirnos por alguna mala acción pero siempre terminan engordando nuestro ego para que los sigamos a pies juntillas. La mayoría de las veces no somos conscientes del engaño, pero no debemos de olvidar que debemos de estar muy oscuros, sumidos en mucha negatividad para que puedan dárnoslas con queso. Yo estoy seguro que en alguna etapa de mi vida he tenido algún guía oscuro, aunque haya sido por poco tiempo.

Como son muy listos, aumentan nuestras capacidades psíquicas, por eso hay personas que aún sabiendo que su guía es oscuro se llevan muy bien con él, son una minoría pero causan mucho daño al resto de la humanidad. Me refiero a todas esas personas ignorantes que usan sus facultades para enriquecerse a toda costa y no dudan en usarlas contra cualquier persona que se interponga en sus deseos, vulnerando continuamente el libre albedrío de los demás. Creen que todas esas ventajas materiales conseguidas de esa manera, no tendrán un coste al desencarnar; ignorando que al morir su espíritu estará tan oscuro que se convertirán en uno de ellos, morando en la oscuridad en una continua desazón y sufrimiento. Lo peor no es eso sino que su guía oscuro si está con ellos toda su vida, exigirá al final de esta su pago; los convertirá en su esclavo para toda la eternidad.

Videntes, tarotistas, santeros, practicantes de magia negra, vudú, etc., son terreno fértil para estos guías negros pues amplifican enormemente las capacidades de esas personas, por eso no dejo de insistir en que debemos de estar lo más limpios posibles y actuar siempre con la intención de ayudar respetando el libre albedrío de los demás.

viernes, 23 de septiembre de 2011

La soñadora de la taberna. (Relato)


No le resultaba conocido aquel bar, pero le gustaba su decoración tipo taberna irlandesa, estaba abarrotado de personas que mantenían conversaciones animadas; le extrañaba que no les distinguiera bien sus caras, pero no le dio importancia; más bien le preocupaba que no pudiera encontrar una mesa en la cual sentarse, necesitaba descansar y relajarse un poco.

En ese momento, como por arte de magia, vislumbro una mesa vacía en un rincón apartado del bar, lejos del bullicio reinante en su interior. La mesa estaba junto a la pared y tenía un banco almohadillado en forma de esquina. Se sentó con evidente satisfacción, se sentía muy cómoda en ese lugar.
En ese momento se dio cuenta que llevaba un elegante vestido negro de noche, con tirantes, terminado en un ligero vuelo justo por encima de sus rodillas. Se sorprendió de no llevar ropa interior, pero se sentía tan bien que desestimó ese pensamiento tan rápidamente como se deshacían las volutas del cigarrillo que acababa de encender.

“¿Donde estará el camarero?”, le apetecía tomarse un café que le ayudara a despejar sus ideas, pues aunque se encontraba bien no conseguía despejar un cierto embotamiento de su mente; el café la ayudaría.
De pronto, casi por sorpresa apareció el camarero ante ella; no podía creerlo; era alto, moreno, pelo corto; parecía un galán salido de una película en blanco y negro, de esos de apariencia arrebatadora de caballero. Vestía un pantalón negro con tirantes, pero lo que era más extraño, no llevaba camisa sino que los tirantes cubrían únicamente su torso desnudo y musculoso. “Dios mío, que peazo de tío, está para comérselo”, el camarero le había hablado y parecía que ligeramente inclinado hacia ella esperaba una respuesta; con trabajo salió del estupor y pudo articular –Café-, -¿Sólo o con leche, señorita?-, a sus 40 años recién cumplidos le sonó a gloria que el camarero, que debía rondar la treintena le hablará de señorita. Le costó responder: -Con leche, por favor-.

Miro a su alrededor mientras el camarero se alejaba con un ligero contoneó, mostrando un trasero digno de una escultura griega, no podía dar crédito, “¿Se habría metido en un pub gay?”. Pero la clientela a su alrededor era de lo más normal; había algo raro en todo aquello, no recordaba cómo había llegado a ese bar ni que tuviera un vestido como el que llevaba puesto y mucho menos nunca salía sin ropa interior. Absorta en sus pensamientos no se percató de que el camarero depositaba una taza de humeante taza de café con leche delante de ella. El aroma del café la hizo volver a la realidad para ver el rostro sonriente del camarero frente al suyo, demasiado cerca.

Se sintió embelesada por sus ojos miel y sus largas pestañas que parecían sonreír al unísono con sus labios; su mente parecía decirle que el movimiento de sus labios se había traducido en palabras pero que le costaba escuchar, -¿Desea algo más?-. -¿Cómo dice?- respondió ella sin saber muy bien de que estaba hablando.
-Le decía que si desea algo más, ¿Qué si puedo hacer algo más por usted?- pronuncio esas palabras acercando tanto su rostro al de ella, que le pareció que podía oler el aroma de su piel, sus pituitarias enviaban una explosión de feromonas a su cerebro que hizo que una onda de deseo recorría todo su cuerpo, erizando su piel.

Completamente turbada se escucho decir: -Me apetecería un poco de sexo oral-. “Pero ¡Qué digo!, estoy loca, esto no puede estar pasándome”, mientras reflexionaba sobre lo que acababa de de decir, el camarero rodeó la mesa, arrodillándose delante de ella, a la vez que tomaba uno de sus pies  y lo ponía sobre el sillón, introducía su cara entre sus piernas, comenzando a besar con sus cálidos y carnosos labios el interior de sus muslos. No podía estar pasándole eso, cerró los ojos entreabriendo más sus piernas para que el pudiera acceder mejor a su divino tesoro, cuando sus labios tocaron los suyos, estos ya estaban húmedos y sintió que solo deseaba una cosa.

Mientras le besaba con extremada delicadeza los labios de su vagina, su respiración iba agitándose, sintiendo como su sexo se abría como una flor; sus gemidos brotaban con voluntad propia a través de su boca. En ese momento abrió los ojos y cayó en la cuenta de donde estaba, un sentimiento de vergüenza la hizo mirar a su alrededor, para su sorpresa aunque algunos parroquianos la miraban no parecían sorprendidos, sino que tenían una expresión normal. Reparó en su taza de café humeante, se la llevo a sus labios y justo a la vez que él empezó a lamer su clítoris, el sabor cálido del café se esparcía por su boca, pareciéndole el más sensual que había tomado en su vida.

Intentó mantener el café en su boca, pero el placer provocado por la insistente presión de la lengua en su clítoris, mientras este aumentaba de tamaño endureciéndose, la hizo gemir con fuerza, consiguiendo apenas tragar el café; sus labios estaban empapados de café y una gota  se deslizaba por la comisura derecha de su boca. Su cuerpo comenzó a arquearse apretando su cabeza la pared, sus gemidos cada vez eran más sonoros. Sus caderas se movían espontáneamente mientras la lengua recorría su sexo y los labios de él besaban y succionaban sus labios exteriores.

El calor subía por todo su cuerpo haciendo enrojecer su rostro, levanto sus brazos agarrándose  con fuerza a la repisa que había sobre ella; se retorcía de placer mientras él alternativamente, unas veces introducía su lengua en su vagina con movimientos rítmicos y otras veces acariciaba su clítoris con la legua mientras jugueteaba con los dedos en la vagina. Sentía la proximidad del orgasmo y sus gemidos se convirtieron en gritos, su flujo vaginal corría entre sus piernas, fruto de su enorme excitación, inundando su ano y su entrepierna; él restregaba su cara entre sus piernas llenando su rostro de ella.

Él comprendió que era el momento de provocar el orgasmo, aunque hubiera podido estar alargándolo eternamente, pero ella se sentía desfallecer y necesitaba liberar su energía sexual. Justo en el momento en que su clítoris empezó a cabalgar produciendo ondas que se extendían desde los músculos de su vagina hasta su pecho, un rayo de energía ascendió desde su sexo, por su abdomen hasta su pecho abriéndolo como una flor. Ya no era solo el clítoris el que cabalgaba sino toda la musculatura de su abdomen hasta el diafragma, sintió dolor en su pecho y en ese momento la energía del orgasmo ascendió por su garganta, provocando un grito brutal acompañado de un espasmo en todo su cuerpo, mientras le parecía que se abría la parte superior de su cabeza.

Abrió los ojos e incorporándose no podía creer lo que estaba viendo; mientras su cuerpo se retorcía de placer y su boca gritaba con cada impulso de su orgasmo, se agarraba a las sabanas, apretándolas con fuerza hasta sentir que se clavaba las uñas en la palma de sus manos. “! No hay nadie entre mis piernas abiertas!, pero siento el calor de una boca en mi sexo, unos labios que succionan y unos dedos que penetran mi vagina y mi ano”. Quiso razonar pero una oleada de un orgasmo aún más intenso la hizo cerrar de nuevo los ojos dejándose caer sobre la cama, las oleadas de orgasmos eran cada vez más intensas, perdió el control de lo que sucedía y durante un tiempo que le pareció una eternidad, solo pudo poner todo su ser en el placer que experimentaba. El placer que experimentaba era tan intenso que empezó a sentir dolor en los riñones y la cabeza parecía que le iba a explotar.

Aunque sintió que él se retiraba de entre sus piernas continuó unos minutos más corriéndose mientras se retorcía y giraba sobre la cama. Le pareció escuchar que la puerta del dormitorio se cerraba. Abrió los ojos, estaba en su habitación,”Había sido un sueño entonces, pero fue tan real.” Dudo unos instantes,” He abierto los ojos, pero aunque me parecía que no había nadie sentía alguien entre mis piernas, sentía sus labios, su lengua, sus dedos.” Se estremeció con el recuerdo, “Que sueño más raro. Un momento, he escuchado cerrarse la puerta”, miro la puerta, se sorprendió que estuviera cerrada, a ella le gustaba dormir con la puerta abierta.

Se incorporo de la cama, a duras penas consiguió mantenerse en pie por el temblor de sus piernas, apoyándose en los muebles se dirigió a la puerta, la abrió. Sintió miedo, -¿Hay alguien ahí?- grito en el silencio de la noche. El resto de la casa estaba a oscuras y en completo silencio; avanzo lentamente encendiendo las luces, su corazón golpeaba con fuerza su pecho latiendo vertiginosamente. Recorrió la casa sin encontrar a nadie, reviso la puerta la llave estaba echada, las ventanas cerradas, no había podido entrar nadie. “Me estoy volviendo loca, solo ha sido un sueño”, pensó.

Se calentó una taza de café de la tarde anterior, esta no olía ni sabía como la del sueño; no pudo terminarla, se encontraba terriblemente cansada y mañana tenía que trabajar. Era hora de volver a acostarse. Todavía conmocionada al acercarse a la cama se sorprendió como las sabanas moradas tenían un gran cerco blanco, “Evidentemente me lo he pasado de cine yo sola por la cantidad de flujo que he echado”. Se disponía a acostarse cuando reparó en otra mancha que estaba al otro lado de la cama de matrimonio donde ella dormía, parecía como un círculo blanco.

Al acercarse más a ella, abrió los ojos como platos y dio un grito mientras se llevaba la mano a la cara. Era un corazón dibujado con su flujo vaginal. –No puede ser, no puede ser, no puede ser-, repetía en voz alta, -¿Quién ha estado aquí?- gritó llena de terror e incomprensión. Justo en ese momento sintió un beso en su mejilla…

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Por qué lo llaman sexo cuando quieren decir amor?

Sentía la proximidad del orgasmo, su cuerpo se estremecía al son de sus gemidos. Se preguntaba si alargar el placer o dejarse inundar por la intensidad. Creía que ella tenía el control sin darse cuenta que él marcaba el ritmo de la penetración mientras jugueteaba con su clítoris...

Y solo ella sabe cuán suave o cuan fuerte quiere sentir su cuerpo entre sus manos, solo ella siente si él la ama y si el deseo yacerá al finalizar el acto, si solo fue sexo de ocasión o si el amor les arrebató el corazón en el primer gemido…

Perdida en sus sensaciones la realidad parece difuminarse cuando la sorprende un orgasmo arrebatador que desmorona todas sus dudas. Un calor que ascendía desde su sexo hasta su corazón haciendo saltar todas sus barreras mentales...

No es un orgasmo más, advierte que solo ese placer lo da el amor, ese orgasmo es el primero en su vida; ese día se sintió morir y volver a nacer en sus brazos, en su mundo, en sus labios...

Sandra & Curro

jueves, 15 de septiembre de 2011

El exorcismo

Hacía más de un año que no veía a Sonia, aunque había hablado con ella varias veces a través del Messenger, las cosas estaban más frías que nunca entre nosotros.

Acababa de regresar de México y quería verme, pero yo me resistía pues estaba muy dolido, aunque sabía que tenía un espíritu oscuro hace ya unos meses y no podía quitárselo ella sola.

Al final me vi de nuevo delante de esa mesa color miel de su preciosa cocina, donde había vivido otras experiencias intensas y todavía podían oírse las risas de nuestras animadas charlas en el pasado.
Luis estaba tranquilo pero más serio de lo normal, después de charlar de cómo estábamos, contarme su problema y marear yo un rato la perdiz pues no quería definirme. Tras decirle algunas cosas que ella tenía que escuchar y dejarle claro como me había sentido. Decidí que era hora de ayudarla a sanar ese espíritu, que se lo estaba haciendo pasar bastante mal, pues haciéndose pasar por su guía, con ese engaño se había introducido en su energía, siendo ya una parte de ella. Después me daría cuenta que en realidad estaba completamente dentro de su campo astral, es decir como diríamos coloquialmente que estaba poseída.

Los tres nos tomamos de las manos; mientras pedía la ayuda de los guías, su protección y su luz, Sonia empezó a reírse de una forma ostentosa y sarcástica. Comprendí que el espíritu estaba dentro, lo primero que tenía que hacer era sacárselo para después sanarlo. Puse toda mi fuerza en subirla a la luz para que al espíritu no le quedara más remedio que abandonar su campo energético. Sonia se convulsionaba, y tiraba de mi mano, conforme iba sacándola de la oscuridad las convulsiones aumentaron y empezó a tirar con fuerza para liberar sus manos. En ese momento solté la mano de Luis y le indiqué que la aguantara con sus dos manos una mano de Sonia mientras yo le tomaba la otra con fuerza.

Empezó a tirar más fuerte, obligándome a levantarme de la silla pues yo estaba enfrente de ella al otro lado de la mesa, mientras tiraba de mí, arrastrando la mesa y clavándosela en el estomago, una voz gutural salió de su boca, “Noooo… Caaabrooon… Es miiiia.” Abrí los ojos y pude ver los suyos abiertos llenos de odio, el blanco de sus ojos había tomado un color rosado. A duras penas conseguíamos Luis y yo mantenerla sujeta. Todo el tiempo no paraba de decirle “Acepta la luz. Te ordeno que abandones su cuerpo.” Parecía que la situación estaba en tablas, en ese momento con mi mano derecha le hice el símbolo de sanación en la frente poniéndole la mano encima, mientras seguía ordenándole que abandonara su cuerpo y llamaba a Sonia por su nombre y le decía que sintiera su luz.

Después de una fuerte convulsión, se relajo y pudo hablarme, ya estaba más tranquila, le puse la mano que tenía en la frente sobre su pecho y le dije que sintiera su luz y se llenara con ella. Cuando se hubo tranquilizado del todo, vio 4 guías que empezaron a sanarla y le entregaron varios símbolos.

Mientras sucedía eso, me dispuse a sanar al oscuro pues aunque en ese momento estaba en la dimensión oscura y no podía acceder a nosotros, en cuanto Sonia volviera a estar accesible se le pegaría de nuevo. Era enorme, de los más grandes a los que me he enfrentado, se negaba a aceptar la luz bajo ningún concepto y luchaba por no recibirla, conseguí dominarlo pero no sanarlo, en ese momento los guardianes aparecieron para ayudarme, pero era inútil se negaba a aceptar la luz; por lo que no nos quedo más remedio que hacerlo desaparecer. Los guardianes recogieron sus restos y se los llevaron al cielo.
Le dimos luz a toda la casa y dimos las gracias por la ayuda y la protección recibida. Sonia se encontraba tremendamente cansada y con dolor en los brazos, decía no recordar haber hablado ni tirado con fuerza y que se había visto como en una cueva con el oscuro y este intentaba agredirla, diciéndole que porque le hacía eso si él solo la ayudaba; mientras estaba en esa cueva ella escuchaba mi voz en la lejanía, diciéndome que toda su intención era no perder mi voz para no entregarse por completo.

Se me olvidaba contar que justo antes de poder expulsarlo se hizo pasar el oscuro por la abuela de Sonia recientemente fallecida, usando esa trampa emocional como último recurso, le insistí a Sonia que se olvidara de esa figura y se concentrara en su luz, que si era verdad que su abuela estaba allí ya tendría tiempo de hablar con ella cuando hubiéramos terminado con el oscuro.

Por eso debéis tener cuidado con los espíritus que se os acercan y os hablan pues pueden ser oscuros que se hacen pasar por guías o espíritus familiares. SIEMPRE UN ESPÍRITU QUE VIENE A AYUDAR TIENE QUE TRANSMITIR BUENAS VIBRACIONES Y PAZ Y AMOR. Desconfiar de lo contrario.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Incultura


Ayer miles de personas se han divertido torturando un animal hasta matarlo. A la vez un informe nos dice que menos de la cuarta parte de los españoles tienen estudios de bachillerato o similar y que los profesores españoles dan más horas de clase que la media de la Unión Europea y la OCDE (25 países más desarrollados del mundo).

¿Qué país podemos esperar? ¿Un país reflexivo, dialogante, culto, sensible y democrático? Cómo muy bien dice Juan Goytisolo, España ha pasado en menos de medio siglo de ser un país tercermundista al primer mundo, sin el correspondiente desarrollo cultural y educativo. El resultado, un país donde impera la incultura, la brutalidad, el despotismo y sin valores democráticos.

La demagoga y populista Esperanza Aguirre ha ido por lana y ha salido trasquilada, con su afirmación de que los profesores trabajaban poco. Pero da igual, en un país de incultos, donde hay un elevado índice de analfabetos funcionales. ¡Qué pena!

Toro de la Vega  Toro de la Vega:Video

En Finlandia líder mundial en éxito escolar la mayor parte del presupuesto en inversión educativa va al profesorado para apoyo, formación y reciclaje del mismo, además de que la mayoría de colegios son públicos.

Aquí se intenta contratar al menor número de profesores y que con la excusa de la crisis den más horas de clase, para dejar en el paro a miles de interinos, aumentando el nivel de stress de los profesores reduciendo su eficacia. No olvidemos que los profesores son una de las profesiones con mayor nivel de stress y trastornos psicológicos. Para colmo el dinero que tendría que ir a mejorar la educación pública se regala a los colegios concertados.

Ni PP ni PSOE se distinguen en la política de favorecer a los colegios concertados, mientras ese dinero que debería ir a favorecer la educación pública sirve para engrosar bolsillos de empresas privadas y de organizaciones religiosas católicas que fomentan valores antidemocráticos y sectarios entre sus alumnos.

Como decía aquella canción de los 80 de La Polla Records... "Hay que ser majaretos para hablar de amor de Dios y al mismo tiempo en sus escuelas preparar los cuadros de mando de la represión fascista... Como se puede ser tan fariseo."


jueves, 8 de septiembre de 2011

Luz versus oscuridad

Cuando trabajamos con magia blanca, con luz, respetando el libre albedrio de los demás, sanando, limpiando con luz, enviando siempre energía positiva y deseando lo mejor a los que nos rodean; nos llenamos de luz, atraemos energía positiva, espíritus benefactores, guías, angeles, etc. Nuestra vida mejora y todo se vuelve positivo a nuestro alrededor.

Cuando trabajamos con magia negra, con oscuridad, vulnerando el libre albedrio de los demás, enviando energía negativa, mal de ojo y espíritus oscuros para conseguir fines egoistas; nos llenamos de oscuridad, atraemos energía negativa, espíritus oscuros, guías negros, demonios, etc. Nuestra vida empeora y todo se vuelve negativo a nuestro alrededor.

Por eso cuando anoche en un foro me decían que los amarres no son magia negra y que sirven para solucionar los problemas de pareja; no puedo dejar de indignarme por lo egoista e ignarante que podemos llegar a ser los seres humanos.

VAMOS A VER SEÑORAS/ES LOS AMARRES SON AUTENTICA MAGIA NEGRA Y SOLO "BENEFICIAN" A LA PERSONA QUE COBRA POR ELLOS...





miércoles, 7 de septiembre de 2011

Comunicar con los espíritus

Últimamente estoy recibiendo peticiones de personas preguntandome si puedo hablar con algunos de sus familiares muertos, para saber si están bien. La verdad es que antes no me pasaba, no se si era porque mi blog no era tan conocido o porque alguna estrella televisiva de origen ingles pero sobrenombre francés está causando estragos en la tele.

La verdad que este es un tema muy serio y ciertamente no conozco en persona, ningúm médium realmente fiable, no que no sea sincero, sino que sea capaz de vaciar su mente para comunicar con familiares muertos. Yo personalmente aunque recibo mensajes y me comunico con los guías no suelo hablar con espíritus de fallecidos. Eso no significa que no sea posible, hay gente que lo hace y muy bien, pero también hay mucho farsante. No es lo mismo comunicarse con un guía, pues con su luz te va a hacer sentir su presencia, que comunicarse con un espíritu de alguien que ha muerto, eso es más complicado y hay que ser muy experto en esa facultad, pues es muy facil que te den gato por liebre, porque nos lo creamos o no, un vidente puede leer tu mente y hablarte como si fuera un familiar tuyo, con lo que te dirá lo que quieras escuchar con pruebas, pues están en tu mente. A veces sin mala intención sino por el propio desconocimiento de sus propias facultades.

O lo que es peor un espíritu oscuro también puede acceder a tu mente y hacerse pasar por tu familiar muerto, con el consiguiente perjuicio para todos, y os aseguro que pueden hacer mucho daño.

Lo que yo si se hacer es averiguar si el espíritu del fallecido ha hecho correctamente la transición a la luz o por el contrario se encuentra confuso apegado a la tierra, junto alguno de sus familiares u otras personas; y si hay posibilidad de que se hunda en la oscuridad para convertirse en un oscuro. Por supuesto una vez averiguado esto el siguiente paso es sanarlo. Pero como todo en la vida esto supone un coste de energía y bucear en el astral por sitios pocos recomendables, lo cual lleva aparejado un pago por ese trabajo; pues yo no soy un santo ni pretendo serlo. Además de ser un aprendizaje para la persona que paga, porque le sirve para tomarse en serio este asunto y comprometerse en el mismo.

Mi compañera ya empieza a hablar con los espíritus de los fallecidos, pero poco a poco, y siempre que no se nos olvide que son los guías quienes deciden con quien se puede hablar y con quien no. Como ya dije en la entrada ¿Qué es ser médium?. Esto no es tener una linea telefónica con el cielo y hablar con quien deseemos, primero porque hay espíritus que no han ido a la luz y están perdidos o se han convertidos en oscuros y segundo porque los guías no nos dejan hablar con cualquiera ni dejan a cualquier espíritu que se comunique con sus familiares en la tierra.





Un excelente libro, de un Medium, a mis ojos bastante honesto, es "La otra puerta" de Jeffrey A. Wands.


Mucha claridad en vuestras vidas

¿Qué es ser Médium? II

Ser médium, como muy bien dicho antes, es ser medio o expresión de la voluntad del cielo, de la divinidad. La expresión de esa voluntad es la compasión, el amor incondicional, en definitiva la ayuda al prójimo, pero sin olvidarnos de nosotros mismos, con la finalidad de encontrar en nuestro interior el Dios que todos llevamos dentro y hacerlo brillar y conectar con todo lo que nos rodea. Por tanto un médium tienen una gran responsabilidad, usar y desarrollar plenamente sus facultades para llevar luz a todas las personas y seres que se le acerquen, independientemente de su naturaleza y condición. Pero ese trabajo empieza por nosotros mismos, debiendo iluminar nuestras zonas oscuras, en palabras del zen: “Iluminando nuestras ilusiones”; para así poder brillar con más intensidad y ser mejor expresión de la divinidad en la tierra.

Como muy bien representa el mito de la caverna, a más luz más oscuridad. Este poema del gran maestro zen Kodo Sawaki  (S. XX) es muy claro al respecto:

“La oscuridad de la sombra de los pinos,
Depende de la claridad de la luz de la luna.”

Evidentemente las facultades psíquicas no las hemos recibido para beneficiarnos de ellas perjudicando a los demás, vulnerando su libre albedrio, y por supuesto bajo ningún concepto para enviarles energía negativa para causarles mal, como mal de ojo o magia negra (Y si señores, aunque tenga que repetirlo hasta la saciedad, los amarres son autentica magia negra y una grave vulneración del libre albedrio del otro).

Es un tema complejo porque a veces aunque sepamos cosas de otra persona, por medio de la videncia, debemos tener cuidado de si esa persona está preparada para escucharlo. El principio de precaución es muy importante en nuestro trabajo como médium, no debemos creer que por recibir cosas del cielo podemos soltarlas indiscriminadamente, ni mucho menos utilizarlas como información privilegiada. Solo debemos acudir y prestar ayuda cuando se nos solicite, responder solo a las preguntas que se nos planteen, y aunque es difícil, aprender a observar y no intervenir cuando no se nos solicite ayude, aún teniendo la certeza de que podemos ayudar. Es un principio fundamental para cualquier persona, pero sobre todo para un médium EL NO INTERVENIR NI MODIFICAR EL CAMINO ESPIRITUAL DE OTRA PERSONA.

En relación a esto me gustaría comentar que en el Reiki se enseña a enviar luz a distancia a personas que pueden no haberlo solicitado, con la salvedad de que se pida permiso al cielo para ello y que la luz se envié para lo que la persona necesite. No tengo nada que objetar a eso, ni creo que vaya en contra de lo que acabo de escribir; de hecho yo también hago sanaciones a distancia, distintas de la técnica Reiki, a personas que no me lo han solicitado o desconocen que pueda hacerlo y uso la misma forma. Es curioso que siempre pido permiso cuando voy a realizar algún trabajo esotérico y ya me han dicho que no hace falta que lo pida, que ya mis guías me harán saber cuando no tengo que realizarlo; de hecho alguna vez he visto alguna mano de alto al trabajar o mi compañera ha escuchado un no muy claro. Mientras no estéis seguros de vuestra comunicación con los guías os recomiendo que pidáis permiso, yo sigo haciéndolo por respeto pero también por costumbre.

La responsabilidad de un médium es usar sus facultades en la ayuda al prójimo y a sí mismo, desarrollarlas adecuadamente, no negándolas y actuando siempre con autentica compasión, iniciando un camino de transcendencia de su ego, es decir de las características traumáticas de su personalidad para convertirse es una expresión lo más pura posible del cielo en la tierra, de la obra divina.

Esto, en absoluto, es incompatible con cobrar por el desempeño de sus facultades, siempre que sea de forma honesta, justa y proporcionada. Para mi tan valido es el que lo hace de forma gratuita como el que cobra por ello, creo que tan malo es no cobrar esperando recibir reconocimiento o para llenar nuestras carencias afectivas, como cobrar con la intención única de lucrarse. En estos temas la moral judeo cristiana y su obsesiva y neurótica insistencia en la culpa hace más daño que bien.






martes, 6 de septiembre de 2011

Fluir con la vida

En el zen se cuenta la siguiente historia: "Al llegar a la orilla del río, dos monjes se encontraron con una bella joven, muy bien vestida, que no sabia que hacer, pues no quería mojarse ni ensuciarse la ropa de barro. Uno de los monjes la cogió en brazos y la cruzó al otro lado. Los dos monjes siguieron su camino sin mediar conversación con la joven.


Después de un rato, el otro monje, visiblemente irritado se dirigió a su compañero: ¿Por qué has hecho eso?. Tener contacto estrecho con mujeres va contra nuestros votos. !No puede estar bien tocar a una mujer!... Después de un rato insistiendo, el monje que había cruzado a la mujer, se paró y mirandolo fijamente le dijo: ¿Por qué llevas a la joven contigo? Si yo la he dejado en el rio."

Siempre me ha gustado mucho la parábola de los monjes y la mujer.

Tolerante como la tierra, firme como una columna y claro como un lago de montaña...

Tan lejos y a la vez tan cerca de ese estado...sintiendo su necesidad en mi interior, de dar calma, reposo y serenidad a los demás...pero antes se tiene que realizar en mi por completo.

Aunque se que conforme doy calma reposo y serenidad a los demás estas se van cristalizando en mi interior. Pero en mi ascensión a la montaña del alma... ya no importa la cumbre, ni la distancia que resta...ya solo importa cada paso.

Amor en todos tus actos

viernes, 2 de septiembre de 2011

La compasión: Un acto de amor

La compasión es el más grande acto de amor, es la expresión más pura del amor incondicional.

Tener compasión es dejar a los demás que se equivoquen una y otra vez hasta que aprendan por si mismos, aunque a veces tambien es compasión saber distinguir cuando necesitan un empujoncito.

Tener compasión es perdonar a los que nos ofenden, a los que nos hacen daño malintencionadamente para obtener su propio provecho, a los que nos hacen daño a consecuencia de sus miedos e inseguridades, a todos aquellos que nos hacen daño por seguir su egoismo. Y a pesar de estar dolidos en lo más hondo, seguir amando a los que nos han hecho daño, entendiendo lo que nos han hecho aprender, aunque hayan abusado de nuestra confianza, sinceridad e ingenuidad y hayan manipulado nuestros sentimientos hasta casi volvernos locos.

Pero la mayor compasión consiste en perdonar nuestros errores, amar nuestros defectos y amarnos incondicionalmente sin esperar nada a cambio. Cuidar nuestra salud física y emocional. Permitir ayudarnos a nosotros mismos. Porque como decía el maestro Deshimaru la ayuda más elevada es ayudar a realizar una vía espiritual, y que mejor ayuda que dejarnos crecer a nosotros mismos, permitirnos desarrollar nuestras potencialidades abandonando nuestros egoismos mezquinos.



jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Qué es ser médium?

Si atendemos al origen de la palabra, Médium significa medio, es decir como comummente solemos entender medio entre el cielo y la tierra, o canal que está poniendose de moda últimamente. Es decir intermediario entre el mundo espiritual y el material. Pero esto es algo mucho más amplio de lo que creemos porque debido a la popularización del termino por el espiritismo y a tanta novela, peliculas, series y programas de televisión; parece que solo es médium el que habla con los espíritus de una forma fluida y espontanea. Ser médium es tener activo el hemisferio derecho cerebral, despiertas las llamadas "facultades psiquicas" y eso no solo incluye hablar con espíritus o dejar que se manifiesten a través de nosotros, sino también la videncia, la premonición, la sanación, los viajes astrales, dar mensajes, intuición, etc.

 Ser médium no es tener una linea telefónica con el más allá como muchos creemos. Ser médium es ser medio, es decir canal entre el cielo y la tierra, entre lo material y lo inmaterial, por decirlo de alguna manera. Un médium no puede escoger con quien habla ni tampoco los espíritus pueden comunicarse con quien quieran, los guías determinan que comunicaciones se establecen y de que manera, muchas veces es a través de señales, mensajes, sueños, etc. Por eso no existen milagros y como me dijo un guía de una persona una vez cuando le pedí una prueba para dar un mensaje: "No estás aqui para hacer espectáculos de circo".

Es verdad que hay médiums que su facultad más fuerte es comunicarse con el más allá, pero otros tienen más desarrollada la videncia, la sanación, etc. Yo en concreto me siento más médium sanador que otra cosa, pero no por eso significa que no tenga algo de las otras facultades. Ahora el que pueda hacer espectáculos de circo y forrarse con ellos, que los haga, que esa persona sabrá como arreglarselas con su karma. Yo por lo menos no estoy aquí ni para hacer espectaculos de circo ni para aprovecharme de las necesarias ilusiones de la gente, de eso puedan dar fe los que han solicitado nuestro trabajo.

Los humanos siempre estamos esperando a ver para creer, cuando en realidad tenemos que creer para poder ver.