Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Escuela de Luz

A partir de mi experiencia en mi escuela de médiums y en el trabajo de la luz he comprendido la necesidad de extender el conocimiento del trabajo de la luz a otras personas que bien o no tienen necesidad de un conocimiento esotérico de la realidad o no desean profundizar en el más allá y el mundo del espíritu. Para estas personas aprender a sentir su luz, aprender cómo trabajar con ella, como limpiar su hogar, como sanarse a sí misma limpiando su energía y elevando su vibración, igualmente les reportará grandes beneficios y les ayudará a llevar claridad a su mente y serenidad a sus vidas.

Para ello partiendo de mis conocimientos esotéricos y espirituales, aprenderemos a conocer la realidad energética, sus dimensiones de luz y oscuridad, a sentir nuestra luz, a limpiar nuestra energía o cuerpo astral, a usar nuestra luz, a distinguir trabajos y rituales de luz de los egoístas, a situarnos en la dimensión luminosa y contactar con nuestro guía, a llenar nuestra casa de luz, a conectarnos con una fuente de luz divina y el arte de sanar.
Estaremos siempre enfocados a la dimensión luminosa de la realidad y a sus posibilidades de desarrollo personal y espiritual.

Contenido Nivel Básico de la Escuela de Luz:


Advertencia: Aquellas personas que tengas experiencias esotéricas negativas y/o tengan activas sus facultades mediumnicas les recomiendo se inscriban en la escuela de médiums por la necesidad de aprender a entender y controlar sus facultades y experiencias.









martes, 29 de diciembre de 2015

El caballero andante

Era pequeño, sus padres no se llevaban bien, aunque no había violencia física, si la había de otra forma. Todo era frustración y rencor, y él no podía hacer nada, salvo almacenar frustración y rencor. Nadie le enseño amor, tan sólo sufrimiento.

Su madre, todo el día en casa, ocupada en los niños y el hogar, y la frustración y el rencor hacia el padre por esa situación. Su padre todo el día fuera, ausente, trabajando todo el tiempo, y en sus ratos libres bebiendo en el bar. Su madre neurótica, enferma de frustración, porque la vida no era como ella quería que fuera, cuando el padre volvía bebido la martirizaba ante él con gestos y palabras. Él huía a ninguna parte, en el pozo de su decepción. Sólo había rencor, recriminaciones y dolor.

Veía a su madre como la víctima, para él era la única que estaba, que cuidada, que se preocupaba por los demás, la buena. Su padre, el malo, el causante de la situación, aprendió a odiarlo sin saber que ese odio no era suyo.

Creció, pasaron los años, y los seguía viendo inmersos en el sufrimiento y el rencor, una no dispuesta a olvidar, el otro como si no fuera a olvidar, el hastío por esa situación dejó paso al odio hacia su madre, por seguir aferrada al dolor, por haberle enseñado a sufrir, por no ver más allá. Hasta que empezó a comprender que sólo eran dos víctimas fruto de su educación, su sociedad y su cultura.

Ese niño quería salvar a su madre y no pudo, de mayor sentía el impulso de salvarlas a todas, soñó con una fila de mujeres que se acercaban a él llorando y se alejaban riendo, porque no podía soportar el sufrimiento de una mujer, pero tampoco podía salvar a nadie. Porque no había nadie a quien salvar.


Sólo cada una puede salvarse a sí misma. No hay caballeros andantes, ni príncipes azules, ni salvadores, tan sólo una mano cálida en la noche del dolor, acompañando en la travesía de la comprensión hacia una vida más auténtica, donde desaparezcan las costumbres, las neuróticas rutinas heredadas y la mala educación que nos impide ser libres y sentir el amor.








sábado, 5 de diciembre de 2015

Nivel Avanzado Escuela de Médiums

En el nivel básico integramos en nuestra realidad, esa parte, el Más Allá, que normalmente excluimos de nuestra realidad material consensuada, aprendiendo las posibilidades del trabajo de la luz a nivel personal y como herramienta sanadora.

El nivel avanzado nos abre el camino de la introspección, del autoconocimiento para ir liberando e integrando nuestros patrones traumáticos de la personalidad, nos aventuraremos por el mundo de nuestro inconsciente, por el karma, vidas pasadas, el sentido de nuestra actual vida, por nuestra infancia y las influencias de nuestros padres y de la familia, por el trabajo espiritual de la meditación, el silencio, los mandalas; por la identificación de la dualidad en todo lo existente y en nuestra forma de entender la vida; siempre con el objetivo último de la transcendencia y de la búsqueda del equilibrio cuerpo, mente y espíritu, y con la intención de conectarnos al amor y sentirlo en nuestro interior.


A continuación el nivel experto, terapeuta de luz y amor, nos permitirá, gracias al previo conocimiento de la realidad energética y de nosotros mismos, aplicar las técnicas de la terapia de luz a la sanación de todo tipo de problemáticas de origen emocional o esotéricas, y transmitir la energía el amor de forma efectiva.