Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN

domingo, 30 de abril de 2017

La vieja del bosque. Relato erótico/esotérico

Hubo un frondoso bosque mediterráneo de encinas y quejigos en donde moraba una anciana. Aunque era de un pueblo cercano, la mujer siempre había gustado de las soledades de la serranía caliza y de vibrar con la música que emanaba del bosque. Los más viejos del pueblo ya no alcanzaban a recordar cuando nació esa mujer y si ya era mayor cuando la conocieron. Sin embargo ella se conservaba con la prestancia y la energía de una mujer, que no había superado en exceso los 60; a pesar de que muchos insinuaban que podría superar los 100 años, ella se reía de las habladurías y achacaba su excelente estado, falto de achaques, a su vida en la selvática floresta desde su juventud, al cuidado de sus cabras.
Su bosque estaba cercado de torcales, formaciones calizas producto del milenario trabajo del viento y del agua, donde es difícil orientarse. Las agrestes y afiladas rocas mantenían una lucha sin cuartel con la flora por ocupar el espacio físico, las raíces de centenarios arboles echaban pulsos con los bloques de roca, introduciéndose por grietas de profundidad desconocida. Por supuesto existía un sendero, que unía las dos vertientes de dicha sierra y que era muy transitado por los que todavía necesitan subir al monte para subsistir. En estas últimas décadas una nueva especie de homo sapiens, por lo menos en estos lares, el senderista, se había encargado de mantener esa trocha en activo; encontrándose en numerosas ocasiones con la venerable anciana, que a la par que aumentaba el número de excursionistas, se mostraba más lozana y fresca.
Adentrémonos en su mundo para indagar si realmente existe algún secreto en su forma de vida, por todos reconocido que es tremendamente austera; a esto hay que añadir algunas malas lenguas que no pueden resistirse a decir, que mujer sola, mujer ligera.
La anciana vive en un cortijo del siglo XIX o anterior, hecho de piedra y argamasa con sus paredes encaladas, rutinariamente cada verano. De todos es sabido que esta construcción atenúa el frio en invierno y el calor en verano. Dispone de un pozo que acumula el agua de lluvia recogida ingeniosamente mediante canalizos bajo las tejas del tejado. Para una persona está bien, para beber, cocinar y un ligero aseo. Para los estándares de la vida moderna el pozo no duraba una semana. Pero nuestra protagonista es espartana en su forma de vivir y no parece que le haya ido mal. El cortijo o cortijillo consta de una estancia con chimenea, donde cocina y que además sirve de salón-dormitorio, pues tiene una mesa con varias sillas y un camastro en la pared opuesta a la chimenea; aledaña hay una habitación almacén-leñera con acceso exterior y desde la principal. La leñera da a un patio pequeño al que también da un establo para las cabras, como ya dijimos su día a día le lleva de acá para allá con su rebaño de cabras; de la que extrae leche para su consumo y para hacer quesos que vende en el pueblo. Con ese dinero consigue otros lujos como legumbres, pan, jabón, etc.
Dichosa la anciana no necesita nada más mientras no le falten las visitas de mozos o de no tan mozos por su morada. Y no penséis que es por lascivia, que aunque de eso también ahí, el motivo principal es aprovechar la energía que el macho del ser humano desperdicia en cada orgasmo.
Pero expliquemosnos, siendo joven y a la vez hermosa, en uno de sus devaneos en pos de su rebaño, pues su padre era pastor y en aquellos lejanos tiempos era normal que los hijos también lo fueran; cómo íbamos diciendo, andando por esas resecas piedras calizas rodeadas de un mar de simas se encontró a una anciana, bastante desarrapada por cierto, que parecía estar más cercana a abandonar este mundo que otra cosa. La chica de natural bondadosa se ofreció a acompañarla a su cabaña, allí no había nada especial y ella pensando en sus cabras dijo de marcharse; la anciana la tomó de las manos, ella se asustó pues le recordaba a las brujas de los cuentos, si, a esas que se comen a los niños.
La anciana la cogió con una fuerza que le pareció imposible de vencer y le dijo que si quería que le enseñara sus secretos. ─ ¿Secretos? ─pregunto ella en voz alta─, ¿Qué secretos?
─A vivir sin hombres niña y a mantenerte fuerte y sana, el secreto de la eterna juventud; bueno en realidad no es eterna niña ─le dijo la anciana─, ya me ves aquí a punto de espicharla.
Nuestra joven estaba asustada por lo escuchado y sólo pensaba en salir de allí. Antes de partir la anciana le dijo─: tráeme algún hombre de vez en cuando con tus encantos y yo te enseñaré la auténtica libertad.

Pasaron semanas, y nuestra joven había olvidado por completo a la anciana bruja; hasta que un azar del destino, le recordó sus palabras. Había un pastor de la edad de su padre que cada vez que la veía no cesaba de importunarla con comentarios cada vez más subidos de tono e incluso en varias ocasiones había intentado levantarle su larga falda con su vara, pues es de todos sabido que pastor que se precie además de perro porta vara, de madera ligera, pero resistente con la que arriar buenos zurriagazos.







lunes, 17 de abril de 2017

¿Por qué nos enamoramos?

En primer lugar definamos enamorarse, que no tiene nada que ver con amar, y es un estado alterado de la conciencia donde el otro, objeto de nuestros deseos y anhelos, se vuelve en la centralidad de nuestra existencia y en la finalidad de la misma. El enamoramiento es un estado pasional donde la razón o la capacidad de razonar conforme a nuestra costumbre se adormece por una necesidad imperiosa, la necesidad del otro, de su posesión en todos los sentidos. Podemos decir que es una alteración mental que si es correspondida produce una gran felicidad pero si es rechazada produce un enorme sufrimiento. Aunque a la larga siempre terminara cesando pues es de carácter temporal, necesitando ser sustituida por el amor o el olvido.

Para la psicología transpersonal el enamoramiento se produce al proyectar en el otro aquellas características de nuestra personalidad que el otro manifiesta abiertamente pero que nosotras reprimimos pero nos gustaría expresar, es decir nos enamoran los comportamientos del otro que nos gustaría realizar a nosotras mismas pero no nos atrevemos a realizar o expresar. Sería el concepto de la proyección de la sombra expresado por Ken Wilber (La conciencia sin fronteras).

Para la psicología psicoanalítica el enamoramiento aparece ante la búsqueda inconsciente de sustitutivos del padre o de la madre en las personas que nos encontramos, en función de la mayor o menor efectividad en nosotras de los complejos de Electra y Edipo. Un ejemplo de esto es la repetición del mismo tipo de pareja o perfil de persona, las parejas clones.

Desde una perspectiva espiritual hay autores que sostienen que nos enamoramos de personas con las que teníamos algún tipo de deuda o compromiso kármico y con los que teníamos que encontrarnos. Excluyendo el mito de las almas gemelas que no deja de ser una adaptación a la new age del mito del amor romántico del S. XIX, algo totalmente erróneo, no existen las almas gemelas ni mitades de almas esperando a encontrarse, el tener una relación de pareja para toda la vida dependerá de otros factores, como por ejemplo la capacidad de amar.

Coloquialmente nos enamoramos de alguien porque nos gusta su forma de ser, sentimos algo en nuestro interior que nos avisa de que esa persona tiene algo especial para nosotras, esto puede ser a primera vista o tras un contacto más o menos largo, como dice el refrán el roce hace el cariño.
Pero siempre va a ser un sentimiento egoista porque surge debido a que la otra persona nos está proporcionando algo que va a desatar una serie de reacciones químicas e incluso fisiológicas en nuestro cerebro produciendo un enganche similar al de una droga, eso que nos proporciona la otra persona puede ser exclusivamente una ilusión nuestra o una expectativa sin base real, pero basta que nos lo creamos para que actuemos como si fuera real, por eso tantos desengaños cuando la ilusión cesa y va a cesar porque el enamoramiento siempre es temporal.

Nos va a enamorar la posibilidad real o ficticia de que la otra persona nos rellene el vacío que tenemos en nuestro interior, ya sea porque nos aporte algo de lo que carecemos o porque lo esperemos, creemos firmemente que nos va a hacer feliz estar con esa persona. Pero la tozuda realidad nos demostrará una y otra vez, que nadie puede completarnos, nadie puede llenar nuestro vacío interior ni colmar nuestra carencia afectiva, nadie puede amarte salvo tu misma.

Y mientras sigamos culpando a los demás de nuestros fracasos afectivos seguiremos alejadas de la posibilidad real de amar.

A veces confundimos personas importantes en nuestra vida con parejas por nuestra tendencia egoísta a enamorarnos, confundimos compañeros con parejas, maestros con parejas, alumnos con parejas, y como el enamoramiento cesa produciendo el inevitable sufrimiento, nos culpamos porque no ha funcionado, porque lo hemos vuelto a hacer mal, pero realmente cual fue el error enamorarse de compañeros de viaje vital o culparse por haberse enamorado, o quizás el error es creer que tiene que haber un amor para toda la vida, estructurado en forma de pareja, y resistirse a la evidencia.









lunes, 10 de abril de 2017

Errores más comunes con respecto a los hombres y las relaciones de pareja

·         El amor todo lo puede (lo que llamamos amar que en realidad es querer, el amor es otra cosa). Esta supuesta verdad no aguanta el empuje del más tenue vendaval. Enamorarse, amar a otra persona no son suficientes pues cada persona ve las cosas a su manera, percibe la realidad según su propia historia personal. El lenguaje y las costumbres nos traicionan a menudo porque para lo que uno es normal para el otro puede ser inaceptable, palabras de lo más comunes pueden tener significados diferentes para cada uno. Además de que enamorarse no es sinónimo de amar, es una pasión, muchas veces enfermiza que sólo esconde anhelos, deseos, dependencia y miedos. La convivencia requiere de mucho diálogo, comunicación y comprensión mutua.

·         El amor romántico loado por películas, novelas, etc. es la puerta al sufrimiento. El enamoramiento eterno no existe, ningún cuerpo está diseñado para soportar eternamente las alteraciones hormonales y fisiológicas que provoca en nosotras la pasión del enamoramiento. Pasión maravillosa pero como todas con final, es la semilla de las relaciones, pero para que esta se desarrolle de forma vigorosa y duradera debe ser sustituida por el amor. Detrás de la ilusión del enamoramiento viene la confrontación con la realidad y para superar ese choque es necesario mucho amor propio y ajeno.

·         Los opuestos se atraen, efectivamente suele ser así, y además más excitante, pero esa atracción puede ser como la de dos camiones en dirección contraria, aparte de que los roces que irán surgiendo debido a las "pequeñas" diferencias de carácter serán difíciles de superar, realmente puede ser divertido un tiempo pero será complicado mantener una relación estable con alguien muy opuesto a ti, siempre existen excepciones pero estás están basadas en la aparición del amor y no en la bondad atribuida a la atracción entre opuestos.

     Nadie es igual a otra persona y los hombres y mujeres son diferentes entre sí, esto es algo evidente a nivel físico, pero también a nivel fisiológico, el cerebro de un hombre no funciona igual que el de una mujer. Si ya es un error creer que todos los demás piensan igual que una, mayor es creer que un hombre tiene la misma idea de la vida que una mujer. Fisiológicamente siempre van a ser más de actuar que de hablar o dialogar, más de largos silencios que de dar explicaciones, más de exigir que de poner sobre la mesa sus necesidades, más de tener sexo que de hacer el amor, de poco escuchar y por supuesto priorizar valores distintos a los de las mujeres. Como he dicho antes esto además de por fisiología cerebral también es cultural, fruto de su educación patriarcal.

·         Tenemos que domesticar a los hombres. Fruto de su posición predominante en nuestra sociedad patriarcal y de su poder físico, está idea de domesticarlos está muy extendida entre las mujeres, y uno de los pocos espacios para ello es el lecho conyugal. Esto es un error, usar el sexo para intentar domesticar nuestro hombre, tú tienes que tener sexo cuando te apetezca y para disfrutarlo, no usarlo como un arma. Por supuesto que tienes que poner sobre la mesa las pautas de él que te molestan o desagradan, e intentar alcanzar un compromiso basado en el diálogo y la negociación, porque también habrá cosas tuyas que al no le gustaran, pero nunca caer en usar el sexo o el afecto como un chantaje. Al igual que antes las mujeres tuvieron que soportar el chantaje de la dependencia económica. Y si las diferencias son insalvables siempre es mejor dejarlo que vivir en una lucha continua.

·         Este es mi hombre. Nadie es propiedad de nadie, si alguien quiere estar contigo estará, si no quiere llevará una doble vida y te amargara la tuya y la de él. Usar malas artes, humillarte y pisotear tu dignidad por mantener a alguien junto a ti que no quiere estar a tu lado es un grave error que te va a perjudicar, además de convertir tu vida en un calvario, por mucho que creas que no puedes vivir sin él.

·         Los hombres son más polígamos y las mujeres más fieles, esto es así por motivos biológicos, el hombre como la mayoría de los primates busca cubrir el mayor número de hembras y las mujeres necesitan mantener junto a si a un macho que proteja a sus hijos. Pero por suerte no somos animales, no es algo que no pueda transcenderse, pero debemos de ser conscientes de la pulsión biológica de los hombres hacía la infidelidad, sin olvidar que estás cosas suceden a posteriori, por motivos como aburrimiento, rutina, desamor en general, en relaciones que queremos mantener a toda costa. Pero cuando es a priori es que la persona es así y engañarse no sirve para nada. Lo tomas o lo dejas.

·         El timo de la media naranja y el príncipe azul, grabado a fuego en nuestra mente son totalmente falsos, nadie te va a complementar ni va a llenarte los huecos que haya en tu vida, salvo los de tu cuerpo, es broma, jejeje. Esperar de otro que te proporcione amor, felicidad, etc. es abonarte al sufrimiento, eso solo lo puedes encontrar tú, sólo tú puedes construir una vida plena. Por supuesto nadie va a venir a rescatarte de tu madre, de tu padre, de tu vida mediocre y triste, de tu dolor o de tu vacío interior, sólo te llevará a otro infierno, no hay príncipes azules, no hay salvador, sólo nosotras podemos cambiar nuestra vida y encaminarla hacia la plenitud y la felicidad.

·         Se te va a pasar el arroz y te vas a quedar sola, repetido por nuestras madres, abuelas, tías y amigas maledicentes. ¿Hay obligación de ser madre y/o tener pareja? Hay una obligación biológica de reproducirse y perpetuar la especie, de asegurar un futuro cuidado en la vejez, pero sobre todo una obligación social y moral de emparejarnos, formar familia y traer hijos al mundo, por muchos motivos de diferente índole y entre ellos el del control social. ¿Pero quién quiere ser madre, tu, tu madre, tu familia, elentorno, la sociedad? Te gustan los niños y quieres ser madre pues adelante, pero no lo seas por aburrimiento, por costumbre, por el que dirán, porque es lo que se hace, porque quiere mi pareja, etc. al final serás desgraciad y traerás desgraciados al mundo. Recuerda que somos más de siete mil millones de seres humanos creo que no hay mucho necesidad de reproducirnos para perpetuar la especie.

·         No puedo vivir sin él. Eso no es amor es dependencia, y como tal es una droga y de las duras, hay como mínimo 3.500 millones de hombres en el planeta, alguno seguro que se le parece y las que sufrimos parejas clones lo sabemos con seguridad.

·         Tiene que ser él y voy a hacer lo que sea para conseguirlo. Felicidad abre la puerta que viene dolores, lo único que vas a conseguir es sufrimiento, un poco de respeto hacia una misma que no vales tan poco como para ir arrastrándote por alguien.

·         Las ilusiones de nuestra mente, sólo existen en ellas, no sirve de nada engañarse ni creérselas, porque siempre la vida nos sacudirá con la rechazable realidad. Porque se haya acostado contigo, te haya invitado, se haya divertido contigo, te haya hecho sentir como una reina, no significa nada más que eso mientras sucedió, las personas cambian de opinión, prueban, experimentan o simplemente buscan diversión. Que conste que no estoy hablando de mentir, si nos engañan de verdad diciéndonos una cosa para conseguir algo de nosotras, es que es un cabrón, y esa es su táctica, si además intenta hacernos sentir que el problema somos nosotras, es un cabrón manipulador y ya estás tardando en bloquearlo del móvil y en dejar de frecuentar los mismos sitios que él, lo demás es masoquismo.

·         El sexo para el hombre es un juego, un deseo imperioso, una conquista, para la mujer es una entrega; los hombres se vanaglorian de sus conquistas, alimentan su autoestima y su virilidad teniendo relaciones con diferentes mujeres. Esto es fomentado por la sociedad patriarcal, la educación y la cultura fomenta el macho conquistador y la hembra recatada, recuerda ya no puedes ser estrecha como antes pero si te acuestas con muchos serás promiscua=puta. Este es uno de los efectos perversos de la liberación sexual tienes que ser accesible pero no promiscua. El sexo es una entrega amorosa entre dos personas que se respetan, tienes derecho a disfrutarlo y a decidir cuando quieres practicarlo, el resto es puro abuso sexual.

·         No existen normas ni convencionalismos sociales en una relación amorosa basada en el respeto mutuo, las únicas normas validas en todos los aspectos son los que establezcan las personas participantes entre sí, sean dos o más, el poliamor es tan válido como cualquier otro tipo de relación, es primordial construir los afectos desde la libertad y el respeto. Pero ojo poliamor no es mi macho puede acostarse con otras pero yo no porque no me deja o simplemente no me apetece, eso es machismo o poligamia, poliamor es poder amar a más de una persona no tener sexo con más de una persona, que por supuesto es respetable tener relaciones abiertas en que te puedes acostar con quien quieras pero siempre que sea reciproco.

·         Si te pega no te quiere, si te insulta no te quiere, si te manipula no te quiere, si te miente con asiduidad no te quiere, si te folla y le da igual que te guste no te quiere, si toleras eso es que TU TAMPOCO TE QUIERES, no te destruyas por unas migajas de atención, no te lo mereces.


·         Si te gustan los cuentos de Disney como la Bella y la Bestia, Blancanieves, Cenicienta, la Bella Durmiente, etc. y a todas nos gustan, ya sabes que estás infectada hasta la médula con el veneno de la sumisión al hombre y de la ideología patriarcal.









miércoles, 5 de abril de 2017

Clases individuales, asesoramiento personal, terapias y consultas a distancia

Para todas aquellas que no podéis asistir en persona a Luz del Viento ofrezco un servicio personalizado a través de Skype de consulta como terapeuta y sanador, así como de mi escuela de Médiums y de la escuela de Luz. Estoy a tu disposición para resolver tus dudas personales, espirituales, existenciales y esotéricas, asesorarte con respecto a tu vida y tratarte de tus dolencias.
En este servicio, a recibir por Skype, previo pago de 45 Euros por sesión (duración máxima hora y media) mediante transferencia bancaria o Western Union, podrás:
  • ·         Aliviar tus angustias, problemas personales y bloqueos de tu vida, teniendo una persona serena y sensata que te escuche y pueda ayudarte a encontrar tus propias respuestas.
    ·         Tratar tus ansiedades, depresiones y otros problemas emocionales, con terapia y/o sanación a distancia.
    ·         Mejorar en tus enfermedades y dolencias físicas, explorando sus orígenes emocionales o espirituales y tratándolas con sanación de amor.
    ·         Desbloquear tu vida, aclarar tu mente y encontrar la fuerza necesaria para tomar las decisiones que sabes que tienes que tomar pero no te atreves o no te encuentras con fuerza para tomarlas.
    ·         Recibir Clases individuales de la Escuela de Médiums, para entender lo que te sucede, aprender a protegerte, sentir tu luz, conectar con tu guía y trabajar la luz.
    ·         Recibir Clases individuales de la Escuela de Luz, para aprender a sentir tu luz, conectar a la luz y trabajar con ella.
    ·         Resolver dudas y recibir asesoramiento sobre las experiencias esotéricas que tengas, con espíritus, sobre el más allá, si has recibido magia negra, en definitiva entender todo eso que experimentas y no te atreves a reconocer, para así poder dejar de tenerle miedo.
  • Las clases individuales también se pueden recibir en persona en Luz del Viento

  • Contacto: luzdelviento@outlook.es y 605 07 36 45 sólo por whatsapp.





martes, 4 de abril de 2017

Los tres errores del Cristo Bíblico

Al terminar la sanación que me estaba realizando me dijo: “Te he visto en actitud de sacrificio, andando de rodillas y cargando con una cruz”. Asentí, porque así me siento y me he sentido durante la mayoría de mi vida.
Al día siguiente, al meditar tocando los cuencos, intento limpiar esa energía, me veo de rodillas cargando con mi cruz, ando sobre unos callos como pies que tengo en las rodillas, intento levantarme, más me resulta imposible, las articulaciones de mis piernas no pueden enderezarse. Mientras intento liberarme, lagrimas brotan en mis ojos y corren por mis mejillas, por el dolor pasado, por el inútil sacrificio realizado porque creía que debía ser así; a duras penas parece que me incorporo para caer de nuevo de rodillas, suelto la cruz y sigo intentándolo.
Sufrir, sacrificar nuestra vida, mortificar nuestro cuerpo, ¿para qué? Para que nos quieran, para asegurarnos una utópica salvación, para ser santos.
Pienso en los errores del Cristo, en sus tres errores, el acto violento contra los mercaderes del templo, el sacrificio en la cruz y la resurrección.
Consigo ponerme de pie pero no puedo casi andar, mis piernas rígidas, mis caderas bloqueadas ya no pueden más, necesito abandonar el espíritu de sacrificio, pulsión egoísta que está devastando mi cuerpo. No necesitamos sacrificarnos por nada, Jesús no necesitaba sacrificarse por nadie, de hecho, si existió, creo que fuimos nosotros los que le matamos. Sacrificio que sólo tiene utilidad para los que se benefician de él, perpetuado de generación en generación para que todos carguemos con el peso de Dios en nuestras espaldas. El peso de la culpa, el sufrimiento y el aborregamiento en rebaños bien dirigidos.
El primer error del Cristo es el uso de la violencia verbal y física contra los mercaderes del templo, los que en su opinión estaban mancillando la casa de Dios, el uso de medios violentos para conseguir un fin noble, el creer que nuestra concepción de la vida es la correcta y por ello podemos faltar al respeto a otros, violentarlos. Apuntillar la idea de que el fin justifica los medios, para alcanzar un fin noble hemos de usar medios nobles, lo contrario siempre desvirtúa el fin.
El tercer error es resucitar para demostrarnos su supuesto carácter divino, mostrándonos una vida mejor tras la muerte, una vida eterna tras el paso por la tierra de gozo y dicha. Algo que si no realizamos en esta vida no lo lograremos después de la muerte.
Cada error más grave que el anterior, primero el uso de la violencia, peor aún la necesidad de sacrificarse y el tercero separando la divinidad, él, del resto de mortales. Estos errores no los encontramos en las religiones orientales más importantes como el Taoísmo o el Budismo, sin querer decir que sean perfectas pero sus vías de liberación son mucho menos nocivas que las del cristianismo.
Toda nuestra cultura es JudeoCristianaIslámica, en Europa, América, Norte de África y Asia menor, es decir beben de las mismas fuentes mediterráneas, compartimos las mismas creencias irracionales que nos apartan de la felicidad. Un ejemplo son estos tres errores del Cristo, pero no son los únicos, compartimos muchos otros con el resto de la humanidad. No podemos dejar de recordarlos pues determinan nuestro pensar, nuestro actuar y nuestra forma de vivir. Tu pensarás que sin esfuerzo no se consigue nada y probablemente tendrás razón, pero cuantas veces lo que llamamos esfuerzo no es simplemente sacrificio; cuantas veces luchar, defender nuestras ideas y principios no es violentar al otro y cuantas veces actuamos pensando en una recompensa terrenal o celestial en nuestro día a día.

¿Alguien te ha demostrado que ese es el camino correcto o sólo lo haces porque te lo han enseñado y crees que es lo correcto?