Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN

jueves, 21 de noviembre de 2013

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra



La historia que os voy a relatar ocurrió hace ya más de un año; en mi blog incluyo otras historias bastante fantásticas y difíciles de creer pero esta tiene unas implicaciones morales y espirituales que, en su momento, me hicieron desistir de compartirla con los demás.

Espero que se me entienda, no se malinterprete y no se llegue a conclusiones simplistas.

Una persona con la que tenía bastante relación me comentó muy angustiada que una amiga de su sobrina había muerto en un accidente de moto y ella que tenía capacidades psíquicas pensaba que la chica estaría perdida y confusa y me rogó que yo la ayudará a ir a la luz para que descansara.

En principio me negué pues no puedo estar mandando a la luz a todos los espíritus perdidos del planeta, son millones, además de que buscar en la oscuridad a alguien perdido supone un gasto de energía importante. Esa persona me insistió, la chica era adolescente, en pleno inicio de su vida y al final por no desagradarla y por pena accedí. Después me arrepentiría de no haber sido más firme.

Por la foto de la chica ya veía que estaba a bastante densidad de oscuridad, es decir a un nivel profundo, pero como por aquel entonces solía bucear en la oscuridad para perseguir grandes oscuros y algunos demonios implicados en trabajos de magia negra, pues no le di importancia. Después me daría cuenta de que si la tenía.

Al bajar a las profundidades de la oscuridad, al lugar donde estaba esa chica, vi que estaba con muchos como ella, no había estado nunca antes en un lugar como ese; ante mí un mar de almas oscuras agitaban sus brazos al unísono. Algo no iba bien, no debía estar en ese lugar. Extraje a la chica del magma oscuro donde moraba, neutralizando su resistencia; e inmediatamente ascendí lo más rápido posible de ese lugar para intentar minimizar la contaminación de mi energía.

Creí que había culminado otro rescate en la oscuridad y llevaba a una nueva alma a la luz, aún a pesar suya. Al llegar a mi destino el guía que me recibió se negó a dejarme pasar y me hizo entender que aquel no era lugar para ella. Desconcertado no entendía, que hacía ahora con la chica; como soy bastante tozudo insistí que ya que la había traído la iba a dejar allí y que si no les gustaba que se aguantaran al igual que yo tenía que aguantarme con cosas de ellos que no me agradaban (qué paciencia tienen que tener conmigo).

La tomaron pero me dijeron que la devolverían a su lugar pues ella no podía estar en la luz, les dije que ese no era mi problema que allá ellos, que yo había cumplido con mi deber. Me miraron como se mira a un niño que no entiende y se retiraron hacia la luz con la chica encadenada.

En ese momento me mostraron algo para que entendiera, atónito no podía dar crédito a lo que presenciaba, había dos corrientes de almas para encarnarse en la tierra, una, la más numerosa, procedía de la luz, otra, menor, procedía de la oscuridad. Dependiendo del nivel de vibración del planeta se encarnan almas de luz o de oscuridad en una proporción determinada, y aunque era menor la cantidad de almas oscuras, si era relevante. Entendí que conforme aumenta la vibración del planeta se va reduciendo el número de almas oscuras hasta desaparecer pero también que venimos de un mundo donde la proporción de almas oscuras era mayor que la de almas luminosas. A su vez la frontera entre unas y otras es difusa; las almas pueden fluctuar entre la luz y la oscuridad y además de, como ya sabía si un alma de luz puede caer en la oscuridad no sólo temporalmente si no para siempre, también un alma oscura puede abrazar la luz.

Es una explicación de tanto dolor en el mundo, tanta violencia, brutalidad y egoísmo. Somos seres ignorantes que no podemos entender el verdadero funcionamiento del universo y creemos saberlo todo sobre la vida.













domingo, 10 de noviembre de 2013

Ayuda espiritual

Me ha planteado la cuestión de si es correcto cobrar por la ayuda espiritual, es un debate interesante pues la mayoría piensa, yo también lo he hecho, que no se debe cobrar en temas espirituales. Todos podéis comprobar y sabéis que he compartido mis conocimientos, no los voy a llamar sabiduria para no pecar de vanidoso, a través de internet, ya sea por medio del blog, en primer lugar y del correo electónico, facebook, etc. Nunca he pedido nada por un consejo, un apoyo o unas palabras de comprensión y me consta que muchos han mejorado ostensiblemente su vida y para mi es muy gratificante saberlo, aunque es verdad que un mayor reconocimiento de la ayuda recibida no estaría mal, a todos nos gusta que se reconozca nuestro trabajo, es una realidad, somos humanos.
He compartido además de esos conocimientos unas técnicas para superar situaciones personales, a veces, muy complicados como son los ejercicios de protección, de sentir vuestra luz, limpiar vuestra energía y os he facilitado el trabajo grabandolos en audio, además de que en esas grabaciones os mando luz para que os resulte más facil.
Otra cosa es muy diferente es que si una persona necesita una ayuda profesional, también la pretenda recibir de forma gratis, por muy espiritual que sea el trabajo, supone un dedicación y un desgaste de energía que exige una dedicación exclusiva y remunerada.
A mí mis conocimientos, tercera vez que repito la palabrita, no me han llegado del cielo por ciencia infusa sino que son la consecuencia de mucho esfuerzo, trabajo y dedicación a nivel personal y espiritual y mucho gasto económico en sanar con terapias mis bloqueos emocionales y problemas personales y en formarme en diferentes disciplinas. Evidentemente hay muchas personas que con poquisimo nivel pretenden lucrarse con la espiritualidad pero otras deben ser retribuidas por una intensa dedicación y trabajo, es de justicia. Como en mi modesta opinión considero que en mi caso, que estoy siempre atendiendo sus consultas y a su disposición y les aseguro que no son sólo cada uno de ustedes los que preguntan, es de justicia que me ayuden adquiriendo y divulgando mi libro sobre espiritualidad y esoterismo.
En la Laguna Estigia. Guía para un médium del siglo XXI
Retomo mi actividad profesional como sanador
El secreto de la flor de oro
El compromiso
Una década